Archive for noviembre, 2009

Nuestra Hija Nuestro Amor

Martes, noviembre 24th, 2009

…para mi eres mi Mundo.

Jana Heras Romano, 4 de Octubre 2009.

No mires al Cielo desde la Tierra, mira la Tierra desde el Cielo (Fernando Rielo)

Ese día fatídico cuando nos comunicaron que se apagó la luz que nos guiaba, también nos hicieron la pregunta: quieren que esa luz siga iluminando y dando razón de esperanza a otras personas, padres, hijos, hermanos? , y sin haber asimilado que nuestra hija se había ido, contestamos “SI” como ella tantas veces con su generosidad nos decía : papi, mami si a mí me pasara algo quiero dar todo lo mio para que otras personas vivan. Así lo hicimos, con rapidez, ya que el tiempo en este momento es muy importante y esa luz nos sirve a nosotros para poder tener una continuidad en esta vida, pues se nos ha ido lo más importante que teníamos y lo expresaremos como una gran amiga nuestra nos lo dijo: (gracias Carmen)

“Si miramos la Tierra desde el Cielo podemos ver que estamos de paso en este mundo y que cada persona tiene una misión vivir y amar y cuando nos llegue la muerte es sólo volver a Casa, a la Casa de Nuestro Padre Celestial.

Jana fue un ángel que muy travieso se escapó de las manos de la Virgen María y cayó en la Tierra, la Virgen se volvió un poco loca buscándola, claro que lo que menos pensaba era, buscarla en la Tierra hasta que alguien localizó ese perfume esa fragancia que dejaba a su paso.

Y en fin, tuvo que volver al Cielo y se puso de nuevo su alas que dejó por ahí guardadas.

Cierto es, como dice Carmen, hemos gozado del privilegio de haber tenido entre nosotros 20 años de Amor, felicidad, risas, y un gran etcétera sin fin. Pero sentimos su vacio, nos falta su voz, su fragancia ” SUS JANADAS” como llamamos a sus puntitos que nos hacia reir a carcajadas, pero nos ha dejado el Amor en los más profundo de nuestro corazón, eso prevalece fresco y puro y realmente traspasa el tiempo y la distancia.

Jana vivió su vida, fué muy feliz, amaba con pasión tanto tanto que la desbordaba. Amaba a sus amigos, a su chico Oscar (su gran amor), a sus grandes amigos del campamento Valle del Jarama, a los de la “uni” como decía ella, a nuestros compañeros y amigos del trabajo, que conocia de nuestras largas conversaciones, a nuestros amigos de Cebreros, a los de nuestro barrio, Santa Eugenia ( a las niñas como decia ella), a sus profesores y amigos del Colegio Santo Ángel, a nuestros vecinos, a su familia con pasíon a sus abuelas (Tuti y Juli como las llamaba), a los que estuvieron con ella en alguna ocasión y se separaron por circustancia, a los que no pudo tener por la torpeza de no haber sabido sus mayores gestionar mejor el amor que hubiera querido tener. Bien sabe Dios que no exageramos.

Damos gracias a todos absolutamente a todos los que la recordais y amais y si os sirve de consuelo como a nosotros su perfume, su risa y su espiritu está revoloteando alrededor nuestro.

Pero esperamos de todo corazón que gracias a su generosidad vivan más personas en este mundo con parte de su ser físico y haya dado esa luz a otros seres, esa luz que a nosotros se nos fue atenuando hasta que se apagó. Necesitamos volver a encenderda y retomar el camino, necesitamos esa continuidad que hemos perdido rellenar ese vacio poquito a poco.

Y gracias a unas hermosas palabras que nos hemos encontrado en un blog de su gran amiga Camino ha sido ella la que nos ha indicado el “camino” para poder seguir recordando a nuestra Jana, Janita para Oscar, Janusky para su abu Juli, Jani para otros  y Nani para sus padres, plasmando nuestros pensamientos y lo que ella significa.

Os invitamos a todos los que la conocisteis ha hacer lo mismo, y a la que no tuvisteis la oportunidad de conocerla también.

Nosotros sus padres estamos muy orgullosos de que Jana sea parte activa del Bosque de la Vida.